El estrés genera dolor de espaldas

El estrés es un factor que influye en muchas patologías de nuestro cuerpo, pero una de las más características es que afecta a nuestra espalda provocando dolor en la zona.

El estrés altera el estado de los nervios que controlan el funcionamiento de los músculos, facilitando su contractura.

La contractura muscular puede aparecer ante esfuerzos musculares muy pequeños, o incluso espontáneamente, y desencadenar episodios dolorosos.

El estrés también podría interferir en la coordinación de los distintos grupos musculares que participan en el funcionamiento de la espalda, así como en nuestros reflejos nerviosos lo que provocaría que los músculos se contraigan en una mala posición y de ahí favorece la aparición de las lesiones.

Algunos factores por lo que nos afecta el estrés al dolor de espaldas son:

  • Porque las estructuras nerviosas se activan cuando hay estrés.
  • El estrés facilita la actitud ante el dolor de espaldas por una disposición negativa ante el dolor, miedo al dolor, reducción de la actividad, poca confianza en nosotros mismos para controlar el dolor y sedentarismo o una vida poco activa.

Los expertos aconsejan mantener un grado de actividad física regular y diario, conocer y cumplir con las posturas corporales y mantener o desarrollar musculatura de la espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*